Qué influye en el aspecto de la piel

Son muchos los factores que influyen en el aspecto que muestra nuestra piel. Ahora, tras el verano, con el exceso de sol, la mala alimentación y la ingestión de más alcohol del habitual, es posible que notemos la piel del rostro más apagada y cansada, sin vida. Por eso, en este artículo, vamos a repasar qué empeora y qué influye positivamente para mostrar una tez limpia, nutrida e hidratada.

 ¿Qué empeora la condición de la piel?

Fumar

Al fumar cigarrillos se generan radicales libres que causan un envejecimiento más rápido de la piel, mostrándose más seca y obstruida. De todas formas, este es un mal menor, si fumas, dejar este hábito es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti y por los que te rodean.

El estrés

Los nervios, la fatiga, las preocupaciones…  En las personas con piel grasa, el estrés aumenta la secreción de sebo, lo que provoca la aparición de granos. En cambio, la piel seca, cuando se padece estrés, se deshidrata más rápido y es susceptible de irritarse con más facilidad.

También es la causa de enfermedades dermatológicas, y puede agravar los síntomas de la dermatitis atópica, la dermatitis seborreica o la psoriasis. Es difícil pero debemos intentar controlar el estrés: relajarnos, dormir lo suficiente, practicar deporte, reservar algo de tiempo para una misma y realizar actividades que nos gusten. El estado de ánimo es de las cosas que más afectan a nuestro aspecto y cómo nos perciben los demás.

El exceso de sol

Cuando estamos expuestos al sol, los melanocitos comienzan a producir mucha más melanina, un colorante natural responsable de la retención de la radiación solar. El bronceado favorece a nivel estético, pero en realidad es una agresión y a largo plazo hace que la piel sea más delgada, menos elástica y seca. Las altas dosis de radiación también aumentan el riesgo de cáncer de piel melanoma, cuidado.

La alimentación

Tiene un impacto significativo en la condición de la piel. El consumo de productos procesados, ricos en potenciadores del sabor y conservantes debe ser ocasional. Las llamadas “calorías vacías” están desprovistas de nutrientes y la falta de vitaminas y minerales se refleja en la piel. Recuerda: “Somos lo que comemos”.

La falta de líquidos 

El agua transfiere nutrientes a las células y facilita la excreción de toxinas del cuerpo. Un adulto necesita alrededor de 2 litros de agua por día, dependiendo de la temperatura y la humedad del aire.

 

¿Qué mejora la condición de la piel?

 

Bebe suficiente agua

Ten siempre a mano una botellita de agua y asegúrate de ingerir 2 litros de agua aproximadamente. Beber en exceso también puede ser contraproducente ya que bajan los niveles de sodio.

 

Incluye en tu dieta las vitaminas C y E

La vitamina C se encuentra principalmente de vegetales: perejil verde, repollo, pimentón, espinaca, repollo.

En frutas: grosellas negras y rojas, arándanos, fresas y cítricos. Gracias a esta vitamina, la piel será más firme y mejor hidratada, sino que también fortalece los vasos sanguíneos.

Otro ingrediente de los alimentos que tiene un efecto beneficioso en la condición de la piel es la vitamina E. Su fuente principal son los aceites vegetales y los cereales, especialmente los gérmenes de trigo, nueces, almendras, aguacates, maíz, espinacas y verduras frescas.

Cambia tu dieta por ensaladas con frutos secos, cremas de verduras y sopas y come fruta para almorzar, como postre y merendar.

Además, ahora cuando el otoño está cerca van apeteciendo más los platos de cuchara, ricos en vitaminas y muy hidratantes. Internet está lleno de páginas con deliciosas recetas de sopas detox con las que depurar y limpiar el organismo tras el verano.

Cremas faciales

Como no, seguir con nuestra rutina facial y añadir si es necesario un extra de nutrición para calmar la piel con una crema de alta hidratación.

 

Un tratamiento láser: fotorejuvenecimiento

El fotorejuvenecimiento es un tratamiento que elimina las manchas solares y produce la estimulación de colágeno y elastina mediante la teconología “IPL” (Luz Intensa Pulsada). El tratamiento, que puede realizarse en la cara, escote y manos, actúa a nivel interno de la piel y el resultado es una piel tersa y luminosa. Más información

 

Pequeños grandes cambios en tu día a día: beber agua, una alimentación sana, una actitud positiva y emplear los cosméticos adecuados harán que tu piel se vea más lisa e hidratada,  y si quieres sentir tu rostro radiante y rejuvenecido, pide cita en Clínica Láser Bélgica con nuestro equipo médico y pon tu piel en las mejores manos: Tel. 96 369 32 47  (primera sesión informativa gratuita)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *